Entrar
Buscar

Lo extraño como placer para todos

Publicado el February 03, 2015

El siguiente texto es un blog invitado de nuestro autor, Ángel Luis Sucasas, donde desgrana el ideario detrás de su nueva colección con Nevsky, La Tercera Cara de la Luna

 

Lo extraño como placer para todos

Leer fantástico ya no es pecado. Es pan de cada día. Con el éxito de True Detective o Juego de tronos, la dominación abrumadora de lo imaginario en el séptimo arte y la confirmación de que el videojuego, eminentemente fantastique, es la industria cultural más poderosa del mundo, el mal denominado género está de moda.

Pero el autor español sigue teniendo un problema cuando crea una obra fantástica. Sea porque sigue pesando la lucha del catolicismo contra otras interpretaciones de lo sobrenatural, sea porque asumimos el fantástico como algo plausible si nos lo cuentan desde fuera pero ridículo si lo contamos desde dentro o sea porque en España se asume que valemos para el realismo, histórico y la comedia de trazo más bien grueso, el escritor español debe justificarse para que se tome en serio su literatura si esta habla más allá de lo real.

Con La tercera cara de la luna creo que Nevsky nos da una nueva oportunidad a los autores que creemos en el fantástico no como un nicho, sino como una vía de enmendar la realidad. Queremos hacer gozar a ese público que ya se emociona con los monólogos de Rush Cole en True Detective, con los dilemas morales de Bioware en Dragon Age Inquisition o reviviendo a los maestros de lo gótico y lo extraño que fueron los Lefanu, Poe, Hodgson y más que ninguno Lovecraft.

Me gustaría que con La tercera cara de la luna el lector se abriera a lo extraño o weird español, la región más esencial dentro del infinito continente del fantástico. Lo que Lovecraft sublimó y convirtió en fascinación de generaciones de lectores y escritores, Lefanu lo definió un siglo así: El verdadero cuento extraño es más que un asesinato secreto, huesos ensangrentados o una forma envuelta en sábanas con cadenas rechinantes. Una cierta atmósfera irrespirable y un miedo inexplicable a fuerzas desconocidas, del más allá, debe estar presente; y debe haber un atisbo, expresado con la seriedad y portento como claves, de la concepción más terrible de la mente humana.

A eso aspiramos un buen puñado de autores y editores españoles. A tomarse el fantástico tanto como un laboratorio literario en la forma, como a un infinito cruce de caminos en el fondo que expresan el verdadero poder de trabajar con lo fantástico. Esto es: llevar las emociones humanas a lugares que el realismo no permite, como ha ocurrido con la reciente Interstellar de Christopher Nolan. Y también hacer las fronteras entre lo real y lo imaginario más porosas. Porque la gran pregunta que el fantástico weird plantea, pero jamás contesta, es qué ocurre con esos otros mundos que flotan en nuestra mente. Y si hay algún puente que permita unir lo real e imaginario en un todo. Aunque el nombre de este puente sería tal vez locura.

Ángel Luis Sucasas

Tags: our books
Anterior Siguiente
Scroll to top